¿Cómo saber si esa persona te conviene?

como-saber-si-esa-persona-te-conviene

15 Oct ¿Cómo saber si esa persona te conviene?

Seguro que más de una vez has pensado algo parecido a: “ojalá alguien me hubiera advertido. Si lo llego a saber antes, ¡no me meto en esa relación!”.

Predecir el futuro, al menos de momento, es imposible. Pero si prestas atención a ciertas señales, y trabajas tu autoestima para que esté fuerte como un roble, seguro que consigues ver con claridad si la persona que tienes al lado te conviene o no.

Si llevas tiempo dándole vueltas a la idea de que, quizás, la relación que mantienes no te conviene y no te aporta, sigue leyendo. Seguramente, hoy consigas salir de dudas.

¿Cómo saber que la persona que tengo al lado no es buena para mí?

Es cierto que cuando nuestra pareja resta más cosas a nuestra vida de las que suma, no siempre es fácil ser plenamente conscientes de ello. A veces, incluso aunque veamos que esto ocurre, no nos sentimos con la fuerza suficiente como para enfrentarnos a la ruptura. Los miedos y las inseguridades hacen el resto…

Por mucho que esta afirmación te sorprenda, la dependencia que pueden generar en nosotros ciertos perfiles dañinos, egocéntricos, narcisistas, e incluso psicopáticos, es inmensa.

Los niveles de manipulación que son capaces de desplegar ciertos tipos de personas, unido a creencias tóxicas todavía incrustadas en nuestra sociedad, como que sufrir por amor es algo bello e inevitable (cuando no la mayor prueba de enamoramiento) es un cóctel explosivo.

Hoy te vamos a dar algunas claves para que puedas identificar qué tipo de perfiles es mejor que mantengas lo más lejos posible de tu vida. Si tu pareja cumple con la mayoría de ellos, es el momento de buscar ayuda profesional, apoyarte en las personas que más te quieren, te valoran y no te juzgan, y empezar de nuevo.

Estas pistas te ayudarán a ver si tu pareja, o la persona con la que estás iniciando una relación, te conviene o, si por el contrario, lo mejor es que no forme parte de tu vida. Tu bienestar es tu bien más preciado, ¡no lo olvides!

Señales para saber que esa pareja no te conviene

Hay relaciones que, no sabemos cómo, pasan de ser maravillosas a prácticamente pesadillescas. Personas que al inicio nos hacían sentir especiales, con las que nos lo pasábamos genial, y en las que hemos volcado demasiadas expectativas.

Poco a poco, esas personas empiezan a mostrar su verdadero rostro. A veces con sutileza, y otras veces de forma más que evidente, comienzan a comportarse de una forma que nos genera malestar, inseguridad, ansiedad, angustia, tristeza…

La base de una relación, ya sea ésta una relación de pareja, de amistad o un vínculo familiar, siempre debe ser el amor y el respeto. Cuando queremos a alguien, cuidamos de esa persona (sin olvidarnos de nosotros mismos, cuidado ahí), la respetamos y nos produce admiración. Todo lo que se aleje de esos parámetros es, cuanto menos, sospechoso.

Aquí tienes varias señales de alerta que te servirán para identificar si la persona que tienes al lado es lo que menos te conviene en tu vida:

De forma autoritaria, o sibilina, siempre impone su voluntad. Sientes que siempre tienes que sacrificar tus apetencias, tus deseos o tus gustos ante los de él o los de ella. Si esa persona decide por los dos y siempre se tiene que hacer lo que él o ella quiera, existe un problema.

Tiene mal carácter y es muy ambivalente. Siempre dudas sobre si te vas a encontrar a esa persona de buenas o de malas, y tan pronto es un cielo como la persona más desagradable que conoces. No gestiona bien la ira y la frustración y siempre tienes que andarte con pies de plomo para evitar que explote.

Te echa la culpa de todo y te invalida. Nadie es perfecto ni hay que pretender serlo (de hecho, el perfeccionismo puede ser tremendamente dañino para nuestra salud psicológica). Todos cometemos errores, incluso aquellos que se vanaglorian de hacerlo todo genial y ser súper inteligentes. Una pareja, un amigo o cualquier persona cercana y querida jamás debe echarte en cara por sistema tus errores o equivocaciones. Los problemas muchas veces tienen varias patas y las responsabilidades, en muchas ocasiones, son compartidas. Si siempre echa balones fuera y encima te hacer sentir “torpe” o “inútil” definitivamente no merece ni un segundo más de tu vida. Este tipo de perfiles son depredadores del autoestima de los demás. Cuanto más lejos, mejor.

Te hace sentir mal si quedas con tus amigos o si quieres pasar tiempo solo o sola. Una persona que es incapaz de respetar tu espacio no es lo que más te conviene en la vida. En una relación es muy importante entender que, como pareja, no estamos ahí para cubrir todas las necesidades afectivas, de diversión, intelectuales o espirituales del otro. Nuestro espacio personal es nuestro templo. Y todos tenemos que aprender a respetar el de los demás. Es un signo de amor y de respeto. Lo contrario, solo genera malestar y agrava las situaciones de extrema (y peligrosa) dependencia.

Sientes que siempre tiene otras prioridades antes que vuestra relación. Tan importante es velar por ese espacio privado y personal del que hablábamos más arriba, como tener un tiempo compartido de calidad como pareja. Si esa persona solo nos dedica tiempo residual (el que le sobra después de haber estado disfrutando de sus aficiones, sus amigos, su familia y su trabajo), entonces, ¿qué sentido tiene seguir juntos? En muchas ocasiones, puede que incluso solo se acerque a ti para demandar cariño, afecto o para que le resuelvas algún problema. Una persona egoísta e interesada es lo que menos te conviene como pareja.

Estás dejando de hacer cosas por él o por ella. Si estás dejando de lado tus aficiones, algunas relaciones de amistad que te aportaban y te alegraban la vida, e incluso estás rompiendo lazos con familiares o seres queridos importantes y buenos para ti… Eso es una señal de alerta gigantesca. Ninguna relación afectiva, sexual, amorosa o como quieras llamarla implica sacrificios de ese calibre. Esta es una de las grandes pistas para ver que esa persona no para de restar en tu vida.

¿Alguna o varias de estas señales te resultan demasiado familiares? ¿Te has dado cuenta de que tu relación no te conviene en absoluto pero no sabes cómo dejarla? Ponte en contacto con nosotras y déjanos ayudarte. Ya verás como dentro de nada sentirás un gran alivio al retomar las riendas de tu vida.

¡Comparte en tus redes!

No hay comentarios

Déjanos tu comentario

Call Now Button